Briquetadoras de ocasión 4

Máquinas robustas para la producción de briquetas y pellets
Categorías
Restablecer filtros Mostrar los artículos
Mostrar en el mapa Vista
Briquetadora SPÄNEX 63-KU-450-B013-M / SHB 40 K1 4-eckig
Briquetadora SPÄNEX 63-KU-450-B013-M / SHB 40 K1 4-eckig
Ver vídeo
Alemania, 44575 Castrop-Rauxel
Briquetadora SPÄNEX 63-KU-450-B013-M / SHB 40 K1 4-eckig
Briquetadoras
Lote destacado
2006 / 2007 2.500 kg3.000 x 3.000 x 4.500 mm
Briquetadora RUF RUF4/1600/80
Briquetadora RUF RUF4/1600/80
Ver vídeo
Polonia, 41-403 Chełm Śląski
Briquetadora RUF RUF4/1600/80
Briquetadoras
Rebajado
2015 1.800 kg1.800 x 1.700 x 1.900 mm
Briquetadora ECOCUT-TECH ECP3-L1
Briquetadora ECOCUT-TECH ECP3-L1
Ver vídeo
Polonia, 41-403 Chełm Śląski
Briquetadora ECOCUT-TECH ECP3-L1
Briquetadoras
Rebajado
2014 5.000 kg3.300 x 2.400 x 2.400 mm
SCHUKO Compacto 1100 Briquetting press
SCHUKO Compacto 1100 Briquetting press
Ver vídeo
Austria, 4020 Linz
SCHUKO Compacto 1100 Briquetting press
Briquetadoras
Hot Lot
1994 950 kg4.700 x 1.850 x 1.450 mm

La briquetadora se encarga de realizar el proceso de compactación y conversión en cuerpos (briquetas o pelets) mediante la aplicación de altas presiones de materiales sueltos en forma de virutas, polvo o tiras finas. Se aplica a virutas, serrín y polvo, que son residuos del uso de màquinas de carpintería, para reducir el volumen de este matarial y abaratar así costes de almacenamiento y recogida, a la vez de otorgarle un nuevo valor como combustible, que de esta forma tiene propiedades de combustión mejoradas, como mejor control y dosificación en calderas, estufas y chimeneas. Para la fabricación de estas briquetas de biomasa se emplean también residuos de podas y talas, así como paja y otros materiales, a veces cultivados especialmente para este fin.

  • Revalorización energética
  • Reducción de volumen
  • Separación de virutas metálicas de fluidos de corte
Calidad Gran oferta Personalizado

El briquetado se puede realizar sin o con algún aglomerante para reforzar la adherencia entre las partículas y darles más solidez al producto. Mediante el briquetado se procesa también virutas, residuos del mecanizado de metales para así extraerles el fluido de refrigeración y compactarlas para luego aplicarles sus correspondientes procesos de reciclado por separado.

El briquetado tiene lugar aplicando presión a las partículas a procesar, normalmente mediante cilindros hidráulicos, o en forma de moldes, o, en mayor medida, por extrusión. En el último caso se utilizan en ocasiones también sistemas de presión mediante tornillo sinfín. Las altas presiones aplicadas generan grandes cantidades de calor que por un lado favorecen la adhesión entre las partículas, por otro exigen una buena refrigeración de la maquinaria.

En el briquetado de materiales celulósicos como madera, restos de podas y talas, paja y papel obtenemos un solo producto, la briqueta, mientras en el procesado de las virutas metálicas obtenemos además aceites y fluidos de corte que son recogidos por separado.

La fabricación de briquetas encuentra aplicación en toda industria del procesado de la madera, sus derivados (en la industria papelera e imprentas), en la industria forestal y agraria, y en general entre los equipos de aspiración y trituración donde se produce una gran cantidad de residuos celulósicos. Eso se hace no solo por cuestiones ambientales, sino también por economía en almacenamiento y logística de éstos, otorgándoles una importante revalorización. Es en estos sectores en donde el uso de la máquina para briquetas puede resultar más rentable gracias a sus beneficios en materia de aprovechamiento de espacio. Es en estos sectores en donde el uso de la máquina para briquetas puede resultar más rentable gracias a sus beneficios en materia de aprovechamiento de espacio.

Empresas de tratamiento de residuos asimismo emplean el briquetado para convertir éstos en otro producto con valor añadido. Con la máquina para hacer briquetas adecuada se puede solucionar también los problemas de compactación de residuos que llevan líquidos, ya que se permite la separación de la parte sólida y la líquida. De esta manera, por medio del uno de una máquina de briquetas, se puede obtener un ahorro de peso y costes de tratamiento. En metalistería se emplea el mismo tipo de equipos para extraer a las virutas resultantes del mecanizado, todo aceite y fluido de corte para su recuperación o reciclado, y destinar las briquetas metálicas a la fundición o tratamiento como chatarra.

A la hora de satisfacer una necesidad de maquinaria para compactar diferentes tipos de materiales se puede recurrir a la oferta de briquetadoras de ocasión como fórmula para optimizar la inversión. Una máquina para hacer briquetas de segunda mano resulta mucho más asequible que una de primera mano, haciendo que pequeñas empresas o fábricas puedan recurrir a ellas de una forma más sencilla. Pero antes de comprar una máquina briquetadora usada es importante consultar toda la información que acompaña al producto para asegurarse de obtener los mejores resultados posibles con la inversión realizada.

Firmas como HÖCKER-POLYTECHNIK, COMETEL, VIMAR y RUF son algunos ejemplos de empresas especializadas en la fabricación de briquetadoras. En las subastas de maquinaria de segunda mano se pueden encontrar máquinas para hacer briquetas de estos y otros fabricantes.