Taladros radiales de segunda mano

8
Robustos taladros para piezas pesadas
Categorías
Restablecer filtros Mostrar los artículos
Mostrar en el mapa Vista
Taladro Radial SORALUCE TRO 1250
shape
España, 36416 Mos - Pontevedra
Taladro Radial SORALUCE TRO 1250
Taladro radial BREDA R45 1210
shape
Italia, 35038 Torreglia
Taladro radial BREDA R45 1210
Taladro radial DONAU DANUFLEX-135
shape
Alemania, 74182 Obersulm-Sülzbach
Taladro radial DONAU DANUFLEX-135
BERGONZI LP 1250 Radial drilling machine
shape
Alemania, 73453 Abtsgmünd-Untergröningen
BERGONZI LP 1250 Radial drilling machine
Taladro radial Z3032x10i
shape
Italia, 35038 Torreglia
Taladro radial Z3032x10i
STANKO ZH55 Taladro radial
shape
Países Bajos, 4873 LA Etten-Leur
STANKO ZH55 Taladro radial
Taladro radial ELHA R 40
shape
Alemania, 45549 Sprockhövel
Taladro radial ELHA R 40
Reservado
RABOMA 12 UH 1600 Radial drilling machine
shape
Reproducir
Alemania, 46342 Velen-Ramsdorf
RABOMA 12 UH 1600 Radial drilling machine

Se denomina taladradora radial, o taladro radial, a un tipo particular de taladro caracterizado por el hecho de que el cabezal que sostiene la broca está montado en un brazo horizontal sobre el que puede trasladarse horizontalmente en sentido radial. Dicho brazo está sostenido a su vez por una columna vertical en uno de sus extremos sobre la cual puede bascular horizontalmente y desplazarse en vertical. En el brazo se aloja el motor de la máquina, que transmite el movimiento al cabezal, en el cual se sitúa la caja de cambios que permite la selección de la velocidad de rotación de la herramienta. Estos taladros radiales se utilizan para perforar piezas grandes.

El taladrado es una técnica mediante la cual se producen agujeros cilíndricos en determinados materiales, utilizando una herramienta de arranque de viruta. Con esta técnica no solo se puede hacer agujeros, sino también trepanar, mandrinar, escariar y roscar. Existen dos tipos de taladrado: corto y profundo. La diferencia radica en que este último es una técnica que se emplea para mecanizar agujeros cuya longitud es varias veces más larga que el diámetro.

Taladradora radial en uso

Los taladros radiales aparecieron a mediados del siglo XIX. Con una estructura en cierto modo similar a un taladro de columna, la taladradora radial fue creada con el objetivo de permitir el taladrado de piezas de un elevado tamaño y peso de una forma mucho más rápida y eficiente.

Adosado en un principio a una pared y dotado de movimiento vertical y horizontal, posteriormente se añadió la posibilidad de giro mediante el montaje del brazo horizontal sobre una columna vertical, confiriéndole así la estructura que presenta en la actualidad. Gracias a las tecnologías surgidas durante la Revolución Industrial, en el siglo XX las taladradoras empezaron a ser accionadas de manera eléctrica, e igualmente ganaron más precisión debido al uso de la metrología. La aparición del sistema de Control Numérico por Computadora en la década de 1970 revolucionó el uso de esta herramienta. Del mismo modo, distintos desarrollos, como la microelectrónica, han permitido que la taladradora radial se integre con otras máquinas como mandrinadoras o tornos, formando así centros de mecanizado operados mediante un ordenador.

Esta maquinaria metalúrgica es compuestas por las siguientes piezas principales:

  • Base: es la parte en la cual se apoya la máquina y además soporta la pieza que se va a taladrar
  • Columna: es un componente de forma tubular que gira alrededor de otra columna rígida instalada sobre la base
  • Brazo: soporta todo el peso del cabezal y en él está ubicado el motor de la máquina. Se puede mover verticalmente sobre la columna y asegurarse a una altura determinada
  • Cabezal: en esta parte están los engranajes para las velocidades y el avance de la máquina. Tiene la capacidad de deslizarse sobre el brazo y se puede fijar a distintas distancias de la columna

La estructura de una taladradora radial, descrita más arriba, da lugar a un espacio de trabajo de la máquina de tipo cilíndrico. A diferencia de otros tipos de taladradoras, donde el cabezal está a una distancia fija, en las taladradoras radiales éste puede variar su distancia a la misma. Esto permite, por un lado, realizar taladros en piezas de un mayor tamaño y, por otro, combinando los movimientos radial y circular del cabezal, practicar diversos taladros en una pieza sin necesidad de desplazar o recolocar ésta, con el consiguiente ahorro de tiempo y trabajo.

Otra ventaja de la taladradora radial es la posibilidad de colocar la pieza de trabajo mediante una grúa, cuando el peso de la misma lo requiera, simplemente retirando el brazo mediante el giro alrededor de la columna. Es bastante común en este tipo de taladradoras disponer de la opción de realizar desplazamientos automáticos. Por otra parte, la posibilidad de desplazar la herramienta lateralmente ya sea de forma radial o circular, se presta perfectamente para la ejecución de tareas sencillas de fresado sustituyendo la broca por el tipo adecuado de fresa. Los taladros radiales ofrecen una gran capacidad y flexibilidad en todas sus aplicaciones a un costo relativamente bajo. Además, su reparación es rápida y económica, pues al desplazar hacia los lados el brazo y la cabeza mediante una grúa, se pueden bajar las piezas de mayor peso sobre la base.

Al manipular esta herramienta deben observarse ciertos parámetros de seguridad. Por ejemplo, es necesario utilizar gafas protectoras; no debe usarse ropa muy holgada mientras se está trabajando con estos aparatos; es necesario utilizar calzado de seguridad, entre otras recomendaciones. Se aconseja seguir las sugerencias de seguridad contenidas en el manual del fabricante.

Entre los diversos proveedores de taladradoras radiales que se encuentran en el mercado, podemos citar 600 GROUP, KNUTH, GILLARDON, FORADIA, DONAU, WEILER, JET, TOPONE, KAO MING, NOVISA, FREJOTH INTERNATIONAL, GIRARDS, KOLB y RABOMA.

La elevada demanda de este tipo de maquinaria hace que la oferta por parte de los grandes fabricantes se esté renovando constantemente. Por este motivo son muchos los talleres que deciden renovar sus equipos ofreciendo sus taladros radiales usados en el mercado de compraventa de maquinaria industrial antes de adquirir unos nuevos. Otros talleres pueden encontrar que el precio de un taladro radial nuevo es elevado. Por este motivo, y porque la maquinaria industrial está hecha para durar, no es raro que se opte por la adquisición de un taladro radial de segunda mano.