Equilibradoras de segunda mano 1

Máquinas de balanceo fiables para un funcionamiento perfecto
Categorías
Restablecer filtros Mostrar los artículos
Mostrar en el mapa Vista
Equilibradora HOFMANN E-O-RE
Equilibradora HOFMANN E-O-RE
Alemania, 76316 Malsch
Equilibradora HOFMANN E-O-RE
Equilibradoras
1973 1.000 kg1.600 x 1.000 x 1.600 mm

Cualquier elemento en forma de disco o cilindro que gire alrededor de su eje debe estar equilibrado para evitar las vibraciones que causan deterioros en cojinetes y rodamientos, deficiente adherencia (caso de ruedas de vehículos), golpes (muelas de afilado, rectificado tangencial) y daños por resonancia, que ocurren cuando la frecuencia de resonancia de otro elemento del equipo coincide con la frecuencia de vibraciones o alguno de sus armónicos del elemento rotativo desequilibrado. Aquí entra en juego la equilibradora, máquina de medición que detecta y/o corrige el desequilibrio de uno de estos elementos.

  • Importancia del equilibrado en muelas
  • Prevención de daños en cojinetes y rodamientos
  • Prevención de daños mayores por resonancia
Calidad Gran oferta Personalizado

Las máquinas equilibradoras se fabrican y comercializan para fines concretos, como equilibrado de ruedas de vehículos, muelas de amoladoras o componentes de maquinaria (turbinas, rotores de motores, etc.).

El funcionamiento de la máquina equilibradora se basa en la fuerza centrífuga que ejerce la masa desequilibrada en rotación. El punto de exceso de masa tiende a empujar el eje hacia el exterior. Un sensor en el eje conectado a una electrónica mide el ángulo del punto de exceso relativo a un punto de referencia y lo indica en una pantalla, junto al peso necesario para compensar. Así, la equilibradora se compone básicamente de un eje accionado por un motor eléctrico y montado en un bastidor, bancada o columna, y el equipo electrónico con su sensor para la medición de ángulo y amplitud de la masa desequilibrada.

El elemento a comprobar y equilibrar (rueda, llanta, rotor, rodete, hélice, etc.) se desmonta de su ubicación original y se coloca en un eje previsto para la medición en la máquina equilibradora. La pantalla indica punto de equilibrar y peso necesario para ello.

El equilibrado puede ser positivo, añadiendo peso (mediante clips, adhesivos, etc.) en el punto opuesto del exceso, o negativo (con medios abrasivos, taladros, etc.) en el punto de exceso. Éste equilibrado se puede realizar de manera manual o automática con accesorios opcionales de la máquina.

La aplicación más conocida de una equilibradora es quizás la usada para equilibrar ruedas de vehículos, los cuales, en caso de desequilibrio, pierden adherencia continua con el piso, lo que compromete la estabilidad ante todo a elevadas velocidades.

El equilibrado de elementos rotativos de maquinaria tiene su campo de aplicación en la fabricación de y ensamble de motores, tanto de combustión como eléctricos, de turbinas y ventiladores y de máquinas herramientas, como también en el mantenimiento de estos equipos, teniendo mucha importancia en equipos de elevadas revoluciones como turbinas.

SCHENCK, E. ZOLLER, BALANCE SYSTEMS, CEMB, CIMAT, SCHMITT y MTI INSTRUMENTS.

La presencia de una máquina equilibradora en el taller se hace imprescindible cuando se trabaja con elementos circulares que funcionan girando sobre su propio eje. El ejemplo más obvio es, como ya se ha comentado con anterioridad, el de las ruedas. Son muchos los talleres que, por un motivo u otro, renuevan su material con la intención de adquirir una nueva maquinaria que se adapte mejor a sus necesidades. Esta es la razón por la que existe un mercado online interesante de equilibradoras de ocasión. Una equilibradora usada puede responder a las necesidades del taller sin suponer un excesivo desembolso económico.